"La ropilla ya enferma del poeta, exhaló el último suspiro en aquella lucha." Victor Hugo

martes, 8 de febrero de 2011

¡Toros sí, toreros no!

Photobucket

Conocí de niña a un compañero de escuela que entrenaba para ser novillero [que tengo entendido es el inicio para los que quieren ser toreros] y llenaba la última página de sus cuadernos con los bocetos de cómo quería que fuera su "hierro". Tenía un sentido del humor genial y como yo pasaba mucho rato con él, llegué a ayudarle incluso a escoger aquélla imagen en la que las iniciales de su nombre se vieran más nítidas.

Claro que yo no sabía que el hierro era para marcar animales y menos aún cómo los marcaban (poniendo el hierro al rojo vivo para después tocarles con él la piel y dejarles una profunda cicatriz permanente). Creo que él sí sabía pero la idea de tener su propio hierro lo ilusionaba, y era totalmente insensible al sufrimiento que representaba. Hemos de haber tenido unos doce años [en esto no puedo ser precisa... uf, es que he conocido un poco de todo].

Este domingo (6 de febrero de 2010) me levanté temprano para colaborar en una manifestación contra la tauromaquia. Muchos voluntarios posaron semidesnudos emulando cadáveres, con banderillas y sangre falsas. Yo ayudé en la valla y a acomodar la letra "S", para formar la palabra "BASTA". Había querido ayudar desde hace mucho en algo así, pero con eso de que navego casi siempre en inglés, apenas hallé la organización en cuestión. [Aquí debería hallar un emoticon con mi enorme sonrisa de satisfacción... tendrán que imaginarla.]

La organización se llama "Anima Naturalis" (pueden buscarla fácil en internet). Tiene presencia en España y Latinoamérica. Ahora, mi opinión de la manifestación es la siguiente: la coordinación fue ardua, la imagen fue impecable [hasta yo me disfracé], la sangre era biodegradable (lavada justo al terminar) y los carteles serán reutilizados. Habían de ver la alegría que me dan estos pequeños detalles. Las fotos del evento pueden verlas acá. Para los que se pregunten qué se representaba (por si hay alguien en ese caso), eran los muchos toros que son asesinados como "tradición" y parte de la "cultura mexicana" [... que si los de Top Gear hubieran dicho eso, yo hubiera querido un hoyo en el cual esconder mi mexicana cabeza].

En México, las principales empresas patrocinan las corridas. Los toreros aprenden financiados con nuestros impuestos [esto de los impuestos va a ser otra entrada en ocasiones futuras]. ¿Cómo podemos asombrarnos de la insensibilidad con la que las bandas del crimen organizado torturan, mutilan y asesinan, cuando nosotros permitimos que los niños ingresen a la plaza a ovacionar a alquien que hace más o menos lo mismo, pero con un animal indefenso? La violencia genera violencia.

La foto que ven arriba es de dos jóvenes que estaban cerca de mí, en el extremo superior derecho de la letra "S". Me hubiera gustado tomar sus nombres, pero al final todo se deshizo de pronto y no hubo manera. [Si llegaran a reconocerse aquí, por favor enviénme sus nombres para poner el crédito.]

Aquí como siempre, quisiera terminar marcando un poco lo que para mí es de recordar de semejante evento. Por supuesto que habrá que buscar una manera de legislar para cambiar un poquito nuestro insensible país torero. He aquí parte del mensaje que se repetía en los megáfonos (además del que puede leerse en el título): La tortura no es cultura, no es arte, y mucho menos diversión [eco].

NOTA: Quedé satisfecha con el evento, por lo que pienso seguir en contacto para futuros desnudos o lo que haga falta. La causa lo amerita. "Eco" significa que lo considero digno de repetirse (y que yo me apunto para repetirlo, claro). La imagen tuvo un problema con el sitio en el que suelo subirlas (photobucket), les escribí, me contestaron (eso me agradó) y al parecer el asunto ha quedado resuelto.

3 comentarios:

  1. maldito torero si quiern ver sangre cortense los huevos

    ResponderEliminar
  2. Generalmente hubiera borrado este comentario por apelar a la violencia, pero siendo que yo también considero que les hace falta entender lo que se siente la tortura (que ellos mismos realizan con orgullo), lo dejo pasar... con la siguiente nota:

    Yo creo que una persona tiene derecho a cortar de su cuerpo cuanto le venga en gana. El problema es si atacan un cuerpo ajeno. Este blog defiende el masoquismo, pero el sadismo jamás.

    ResponderEliminar
  3. Francini-lamasdura2 de agosto de 2011, 13:38

    ami me gustas mucho los juegos de barbie por que son buenos con las niñas y ami los dias de reyes yo dama lo quem hago es pedirles los cuarto para comprar los reyes de barbie

    ResponderEliminar

Se pide cierto respeto, en la medida de lo racionalmente posible. Comentarios que infrinjan esto, serán borrados.

back to top