"La ropilla ya enferma del poeta, exhaló el último suspiro en aquella lucha." Victor Hugo

jueves, 31 de marzo de 2011

Insensibilidad y misericordia.

war victims,Sierra Leone

Hasta donde yo sé, los seres humanos nacemos con cierto sentido de empatía, es decir, somos capaces de imaginar lo que otros sienten, de "ponernos en sus zapatos" como generalmente se dice. Hace tiempo, en este blog se trató una entrada en la que se exponían los resultados de un experimento mostrando que no sólo los humanos, sino también los animales tienen empatía, aunque generalmente sólo por los de su especie, por su comunidad o por su familia, dependiendo del caso [el link es este].

Existimos algunos que dentro de este grupo por el que sentimos empatía, tenemos también a individuos de otras especies, como perros y otros animales de compañía. Habemos algunos que vamos más allá e incluimos animales como pollos y cerdos, por lo que tendemos a volvernos vegetarianos. Hay algunos que tienen un círculo reducido sólo a los miembros humanos de una determinada religión o de un determinado color de piel.

Los nazis que cometían atrocidades eran totalmente insensibles al sufrimiento de sus víctimas judías. No pensaban en él más de lo que pensaban en el sufrimiento de una rata asesinada. [Esto lo recuerdo de alguna declaración durante el juicio de Nürnberg, no es metáfora mía]. Cuando a una esclava negra le quitaban a sus hijos, las personas blancas pensaban que no sufría igual. Cuando a un toro lo ponen en un escenario, para torturarlo y mutilarlo, hay algunos que hasta se divierten.

El asunto es grande. La mayoría de los niños no tienen el menor remordimiento después de aplastar a una mosca o a una hormiga, con premeditación, alevosía y ventaja. Y esa insensibilidad, ¿se les enseña o nacen insensibles y habría que enseñarles a sentir algo? La mayoría de los padres se molestarían si vieran que el niño no sólo mata, sino que antes les quita las patas, o las alas. ¿Matar está bien si se hace rápidamente?

Aquí en México recientemente ha habido muchos asesinatos, pero la insensibilidad va en aumento. Muchos no se limitan a disparar a la cabeza, sino que se ocupan antes de degollar, violar o mutilar a sus víctimas. Yo estoy convencida de que esta insensibilidad no es innata, se aprende. La mayoría de los asesinos en serie comenzaron con insectos, luego pasaron a perros y gatos, y de allí, pasar a personas fue fácil.

En Sierra Leona hace años hubo guerra civil. [Si quieren saber más de esto, recomiendo una búsqueda veloz en internet.] Los niños fueron reclutados como soldados y se les insensibilizó ante la tortura y el asesinato para que pudieran servir y ellos mismos llevar a cabo atrocidades. Una de las más famosas (por desgracia) fue mutilar las manos o los brazos de quienes no los apoyaron. Según se dice, llegaban a preguntar: -¿Manga larga o manga corta?-, que significaba: -¿te cortamos hasta arriba de la muñeca o hasta debajo del hombro?-. La imagen (tomada de acá), es un claro ejemplo. Los grupos armados se sostenían con la venta de diamantes, y aquí debe sonarles el nombre, porque se les llamó entonces: "diamantes de sangre".

Generalmente no es uno el que corta la mano, ni el que desolla vivo al conejito... pero ¿no es uno el que compra los diamantes sin fijarse de dónde vienen? ¿o el que usa pieles? ¿o el que se hace de la vista gorda ante los asesinatos cometidos en una guerra Gobierno - Narco y prefiere no hablar del tema?

La misericordia es una virtud (defendida por la mayoría de las religiones, si no es que todas, y por muchos ateos - yo incluida). No quiero sonar a "¿tienes el valor o te vale?" [campaña de un grupo de empresas mexicanas], porque esa campaña minúscula se refiere a no pasarse el alto y a no pagar mordidas (sobornos) a los policías. La misericordia es más grande, como el rey que en todo su poder, perdonaba a quien lo había ofendido. Los seres humanos somos reyes dentro de este planeta, sobre los animales y las plantas. La fuerza y la tecnología nos hacen tener más poder del que sabemos controlar. Más nos vale ser más sensibles, porque el mundo quizá no nos tenga misericordia.

martes, 22 de marzo de 2011

Mi mujer, 8 de marzo

Haiti women

[El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, pero no se celebra como debiera. No digo que quiera mi regalo ese día, simplemente creo que una vez enfriado el asunto (a dos semanas) se puede meditar un poco sobre lo que ese día simboliza, olvidando los autobuses rosas y las "Clínicas para la Mujer".]

Un 8 de marzo de 1908, murieron 146 mujeres calcinadas dentro de la fábrica textil Cotton, de Nueva York. Se habían encerrado allí, en protesta por los bajos salarios y las terribles condiciones de trabajo. Entonces les lanzaron bombas incendiarias y el fuego comenzó. Se dice (aunque hay otras teorías) que ese es el incidente que se recuerda cada año.

Yo he escuchado muchas veces que el tema es cosa del pasado [en México]: -Hoy las mujeres pueden votar y ser votadas, pueden trabajar y tener propiedades, pueden casarse por bienes separados y conservar su patrimonio, pueden ir a la escuela y estudiar lo que quieran.- Entonces, ¿por qué se sigue pagando menos a las mujeres por el mismo trabajo? ¿por qué nos toca soportar silbidos y piropos [para las que eso es un suplicio]? ¿por qué si nos violan nos vemos en la tarea de convencer al policía de que nuestro escote no era demasiado pronunciado y de que jamás le sonreímos al violador (así que no pudo malinterpretar nada)? ¿de verdad necesitamos de "cuotas de género" para que haya mujeres en puestos de elección popular? [Éste da para otra entrada, pueden buscarla en fechas posteriores].

[En el mundo] No hace falta hablar de la burka, esa prenda que las mujeres musulmanas usan a altas temperaturas ambiente, la que les cubre todo el cuerpo y lleva una rejilla a la altura de los ojos, para poder ver por dónde se camina. Yo leí de un par de jóvenes [alrededor de 16 años] asesinadas por sus familiares, ya que se les acusaba de coquetear y eso era un deshonor. Supe una niña que fue violada por un familiar adulto, se le condenó a azotes (con látigo) y se desmayó para no volver a despertar [debían ser 101 azotes si no mal recuerdo]. Las mujeres árabes tienen todavía mucho por lo cual pelear, empezando por el derecho a una educación que les permita un poquito de control en sus vidas.

Y de un año acá, las mujeres en los campos de refugiados en Haití [los que servirían de vivienda provisional para los damnificados por el terremoto, que pueden ver en la foto, tomada de aquí]. Resulta que 3 de cada 4 han sido violadas. Un señor sugería que se dieran pláticas a los varones, para que entiendan que eso no se hace y que todos son hijos de una madre (una mujer). Yo no creo que las cosas puedan arreglarse así, a menos que viviéramos en el mundo de los Ositos Cariñositos donde todos escuchan razones pacientemente y dicen: "gracias", "lo siento" y "por favor". Supongo que habrá quien me encuentre extremista, pero yo empezaría por esa impunidad, y ya si hay culpabilidad obvia (que en los casos de Haití es frecuente) aplicaría la castración química, para que al menos no provoquen embarazos traumáticos.

Es que resulta bastante grave el hecho de que las crean sus mujeres, y las tomen como si de robarse un chocolate se tratara [-es que se veía muy sabroso, y no pude aguantarme las ganas... y me lo comí-]. No importa cuán hermosa sea la mujer, ni cuán joven, ni qué tan alta está su falda, los individuos merecemos respeto a nuestra voluntad y a nuestro espacio.

Hay otro caso que ha dado varias vueltas al globo, al menos en internet, y es el caso de Israel, un pueblo [creo que no puede llamarse nación aún] que ha destinado parte de su presupuesto a evitar las relaciones sentimentales entre mujeres judías (israelíes) y hombres palestinos. Por allí me tocó leer una declaración que decía algo así como: -No podemos permitir que se lleven a nuestras mujeres-. No seré yo quien defienda a los musulmanes (porque ellos no me defenderían a mí), pero lo que es seguro es que cada una de esas mujeres se pertenece a sí misma nada más, y debe poder relacionarse con quien le venga en gana.

 Termino esta entrada haciendo un par de sugerencias:
- Para los varones: "No" es "no", aún en el cuarto de hotel y con unas copas encima. Siguiendo esto no viola uno a nadie. Si la mujer dijo que no, tratando de jugar a hacerse la difícil, ni modo. Ella se lo pierde por jugar con lo que no se debe. Con el consentimiento para tener sexo, no se juega.
- Para las mujeres: "No" debe ser "no". Si juegan con eso, provocan que los hombres crean que dicen "no" queriendo decir "sí" o "tal vez". Pueden jugar a muchas cosas, pero con el consentimiento para tener sexo, no se juega.

[Esta vez he centrado todo en la sociedad heterosexual que es una mayoría. Para los homosexuales, creo que ambas sugerencias pueden aplicar. Ya les haré una entrada cuando pase el día del Orgullo LGBT, y las cosas se enfríen.] 

martes, 15 de marzo de 2011

Hable bien

Denise Dresser

¿Por qué tantos mexicanos dicen haiga sido como haiga sido, en lugar de haya sido como haya sido? ¿Cosas como: ¡Maestra, Fulanito me está copeando!? Bueno las lenguas nativas suelen aprenderse por imitación (a la forma de hablar de nuestros padres y maestros) y por repetición (en libros, radio y televisión). La educación de nuestros padres pudo haber tenido muchas deficiencias, y los maestros en México en ocasiones no llegan ni a niveles básicos de español. El promedio de lectura en México es de alrededor de dos libros al año [y yo me aventuro a creer que está tan mal distribuido como la riqueza nacional]. Por eso voy a empezar por culpar a la televisión análoga y abierta (tratando de que las pedradas vayan dirigidas con precisión y de que cada quien se ponga el saco que le quede).

Voy a hacer una lista de ejemplos, que vinieron a mi mente mientras meditaba esto:
- Una conductora de noticiero: -Se confiscaron ochenta kilómetros de cocaína.- [la cocaína se mide en kilogramos, o en toneladas... igual y en bolsas o bolsitas, pero no en kilómetros]
- Un cantante de Televisa: -Vamos a andar de gira por Rumanía.- [en español se dice Rumania, es palabra grave, pero bastaba un poquito de geografía o de historia]
- Un sacerdote en una editorial (como insulto): -Se portan como talibanes laicistas.- [de esto hay una entrada anterior, el link es este]
- Una cantante (y actriz, según...) famosa por ser muy voluptuosa: -Me parece terrible lo de las víctimas del surimi.- [el fenómeno natural se llama "tsunami", el "surimi" se come (es una imitación del camarón, según comenta Daniel abajo). Yo lo conozco en sushi... y hay gran diferencia, por no decir "voluptuosa diferencia", ji]

Entonces yo propongo no entrevistar a personas que no pasen un examen básico de español [por voluptuosas que sean], y que quienes vayan a servir de adorno, se queden callados (o calladas, va para ambos). Lo mismo con los diputados, no más entrevistas hasta que pasen un examen básico de español, de leyes (porque son legisladores) y de historia (de preferencia del mundo). De ser así nos libraríamos de Hannia Novell, que debería limitarse a leer las noticias sin hacer comentarios (y de preferencia, habíendolas leído antes de estar al aire, para no trabarse)... nos libraríamos de más de un miembro de la Arquidiósesis, que se especializa en ofender a católicos y no católicos, generalmente sin querer, por pura ignorancia... y varios diputados, empezando por todas las declaraciones de Julio César Godoy Toscano [hoy ex-diputado, puntualizo, por estar implicado en una investigación por nexos con el Narco].

No digo que se requiera que todos hablemos perfecto, pero si los mexicanos nos educamos viendo la televisión, y a veces escuchando radio, seguro la medida nos ayudaría bastante. También supongo que los candidatos a puestos de elección popular se tomarían un rato para aprobar los exámenes y tener entrevistas en medios (ya que está comprobado cuánto atesoran sus apariciones en la prensa). Sin embargo, aquí acaba el planteamiento de ensueño y se necesita aterrizar.

Los periódicos suelen tener ortografía y gramática pulidas. Las revistas no sabría decirlo [las que yo he leído sí, pero la verdad hay muchas que ni prestadas leería, y entonces no tengo opinión alguna]. Hay cierto grupo de personas, que digan lo que digan y en el medio que sea, lo dicen razonando y con oraciones bien armadas. Unos son los conductores de la Dichosa Palabra (programa de canal 22 que pueden ver en youtube, según tengo entendido), los conductores de Primer Plano (incluyendo a María Amparo Casar, con cuyas ideas no coincido) y otra a la que le tengo especial aprecio por además dar su opinión de manera lógica y definitiva: Denise Dresser (que pueden ver la foto de arriba, tomada de acá). [La lista afortunadamente no es tan corta.]

Ya que no vamos a poder sacar de la televisión a las malas influencias (siendo realistas), tendré que conformarme con exhortarlos a todos a no sólo informarse y entretenerse por ese medio. Lean libros, lean buenas revistas y periódicos, traten de escuchar a personas que sí saben hablar español [y a personas que lo hablen como lengua extranjera... que ayuda mucho, como punto de comparación]. Si de pura casualidad, llega a leer esto uno de los aludidos arriba, mi sugerencia se limita a una sola: HABLE BIEN.

martes, 8 de marzo de 2011

En memoria a Ciudad Juárez

El campo de futbol en Ciudad Juárez

Esta entrada inicialmente iba a ser en memoria de Marisela Escobedo (una mujer de Ciudad Juárez cuya hija fue asesinada y murió buscando justicia). Luego pensé hacerla en memoria a Susana Chávez (defensora de los derechos humanos y poeta, también asesinada allí). Apenas empezaba a masticarla cuando vino el asesinato de tres miembros de la familia Reyes Salazar (además de los asesinados anteriormente) y entonces pensé hacerlo a su familia... El resultado es esta entrada "en memoria a Ciudad Juárez", para todos los que han muerto allí, y especialmente para los que han muerto por no poder adaptar su existencia a la violencia de cada día.

[Para quienes no sean de México, breve introducción.] Ciudad Juárez es una ciudad mexicana muy cerca de la frontera con el Paso, Texas (en Estados Unidos). Una reja de malla separa a ambas. Se dice que Juárez es la ciudad más peligrosa del mundo, con asesinatos violentos todos los días, casas abandonadas, autoridades corruptas "patrullando" las calles y extorsionando a los habitantes, ciudadanos que se envían mensajes de texto entre ellos cuando saben de alguna balacera, para saber si todos sus conocidos están bien o ya falta alguien.

En la guerra contra el narcotráfico [importante mencionar, que dice el presidente que no es "guerra", pero lo pongo así porque lo tiene todo para serlo] Ciudad Juárez ha llevado sin duda la peor parte. Quienes se quedan ocultan sus negocios si pueden para no pagar "cuota" (que bien podría llamarse "impuesto") a los grupos del narcotráfico. Si no pagan, se atienen a las consecuencias, que parecen ser la quema de los hogares, la tortura y el asesinato.

Marisela Escobedo tenía una hija llamada "Rubí Marisol" (o a la inversa, disculpen la imprecisión), que fue asesinada por su pareja. Ella lo buscó hasta encontrarlo (por varios estados del país) porque la policía no hizo nada. Fueron a juicio, él le pidió perdón... pero los jueces decidieron que no había evidencia suficiente y lo liberaron. Marisela se instaló fuera de las oficinas del gobierno, para reclamar justicia. Allí mismo fue asesinada, presumiblemente por el mismo hombre que asesinó a su hija (o por uno del mismo grupo).

Susana Chávez era poeta. Su blog (hasta donde yo sé y a la fecha) sigue en internet [este es el link]. Ella usó la frase "Ni una más" que se ha usado como estandarte en la lucha por detener los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez. La mutilaron y la asesinaron.

La familia Reyes Salazar había sido amenazada desde hace bastante. Se opusieron a la militarización de la ciudad. Perdieron a una hija, luego a un hijo, y finalmente "levantaron" a otros tres familiares ["levantaron" hoy en México significa: se los llevaron por la fuerza y no pidieron dinero, por lo que no fue "secuestro"]. Tenían una panadería. Se instalaron fuera de las oficinas del gobierno para exigir justicia (y su casa fue incendiada mientras tanto), vinieron hasta la Ciudad de México para buscar alguien que escuchara sus reclamos y los cuerpos "aparecieron" [con "aparecieron" me refiero a "fueron localizados junto a un camino y habían sido desenterrados] con unas cartulinas que también "aparecieron" [es decir, quienes los encontraron afirmaban que esas cartulinas no estaban allí antes] y que los ligaban al narcotráfico.

Resulta que es más fácil decir que los muertos eran "sicarios" y que fueron asesinados por conflictos entre grupos rivales. Esto está comprobado hasta por una metida de pata del presidente, que acusó a jóvenes de Villas de Salvárcar (masacrados en una fiesta) de ser delincuentes. Después de retractarse se inició un programa para "restaurar el tejido social" de Ciudad Juárez, acercando a los jóvenes al deporte. Se construyó una cancha de futbol, en la que mataron a jóvenes que jugaban. La foto es de las balas de esa ocasión (y fue tomada de aquí).

Si les interesa el tema, les recomiendo el blog que yo sigo. El link es este. Por supuesto que sé que Ciudad Juárez no está muerta, pero me permito hacer una breve excepción, sólo para recordar a los caídos.

martes, 1 de marzo de 2011

Top Gear y el racismo mexicano

Top Gear

Quienes lean esto desde México estarán bien enterados de lo que sucedió con el programa Top Gear (de la cadena BBC inglesa). Para quienes no lo sepan (o quieran repasarlo), se resume brevemente a continuación.

Top Gear es un programa de comedia mezclado con uno de autos. Los conductores, mismos que pueden ver en la foto [tomada de aquí], se dedican a hablar de los autos en el mercado, mientras bromean sobre todo lo que pueden. En una de estas bromas hablaron de cierto auto deportivo recién salido al mercado llamado "Mastretta", que aunque su nombre no lo indique, es de procedencia mexicana. Bromearon diciendo que así como los autos italianos eran grandes y ostentosos (entre otros comentarios de otras nacionalidades), el auto mexicano se parecería a los mexicanos y entonces, ¿quién querría comprarlo? La broma no paró allí, porque se mencionó que lo bueno era que el embajador de México no iba a quejarse por el comentario (porque estaría dormido), que la comida mexicana era asquerosa y que los mexicanos eran gordos y flatulentos [aquí apegándome a la traducción más fiel que pude hallar].

El embajador sí se quejó con la BBC, que es la cadena que produce el programa [aunque hubiera estado dormido, seguro le habrían notificado]. En México muchísima gente se ofendió y otro tanto se dedicó a insultar ingleses [en televisión también hubo casos]. A los mexicanos muchas cosas los insultan, incluyendo ser llamados "gordos" cuando tenemos uno de los primeros lugares del mundo [primero o segundo, se disputa con Estados Unidos] en obesidad (y en obesidad infantil).

La verdad es que en México mucha gente quiere irse del país, mucha se ha ido, han adoptado el Halloween y a Santa Claus pero los dialectos se pierden día con día. Las personas con rasgos indígenas son insultados con apodos como el "olmeco" o el "oaxaco" [aunque de hecho, los olmecas eran una cultura precolombina y un "oaxaco" debiera ser simplemente un originario del estado de Oaxaca].

Ah, bueno, el racismo mexicano no para allí. Yo hablo alemán y cuando he tenido la desventura de encontrarme con un ignorante [cosa frecuente de hecho] me han dicho cosas como -Yo también... gr, gruaf, grrr, gruf... suena como ladrido, ¿a poco no?- Hay infinidad de chistes de gallegos, "chinitos" [diminutivo del genitilicio de China, nótese] y otros.

No seré yo quién defienda a Top Gear, porque la BBC ya lo hizo. Entré a la página de Mastretta en inglés y apenas encontré una vez la palabra "mexican" en su descripción de la empresa. La versión en español decía algo similar (aunque no exactamente lo mismo). No creo que quisieran que su auto se identificara al instante como mexicano, porque entonces le hubieran puesto un nombre más autóctono... "Tortilla" [como lo llamaron en el programa mencionado] no me parece un buen nombre para un auto, pero sí tenemos un auto llamado "Fiesta" y esa es la imagen que a las autoridades les gusta proyectar al extranjero, puesto que atrae turistas.

¿Qué se hace entonces cuando un programa hace mofa de un país y su gente? Pues fijarse quién lo dice, no ver el programa y esmerarse en serio por no estar al mismo nivel. Yo por lo pronto no creo que ellos llegaran a interesarse por mi texto, y creo que necesitarían traductor (casi seguramente) pero si de alguna manera leyeran esto y se sintieran ofendidos por saber que yo los considero sencillamente ignorantes [no a todos los ingleses, ni a toda la BBC, sólo a estos tres], podrían tener por seguro que esa no es mi intención. Yo soy sumamente respetuosa hasta de ellos y su comedia.
back to top