"La ropilla ya enferma del poeta, exhaló el último suspiro en aquella lucha." Victor Hugo

jueves, 19 de mayo de 2011

Cuotas de género

Angela Merkel,Kabinett,gabinete

Se busca relevo para la presidencia del Fondo Monetario Internacional [FMI en español]. Los candidatos van siendo nombrados uno por uno. Se perfila como favorita Christine Lagarde (de nacionalidad francesa, como su antecesor) y que cuenta con el respaldo de Europa, y Estados Unidos, al parecer. Los países de Latinoamérica expresan su preocupación porque el nuevo presidente del FMI se elegido en base a su trayectoria, no a su nacionalidad... y nadie dice ni pío de su género (masculino o femenino).

Christine Lagarde ha sido premiada ya como "Mejor Ministra de Finanzas" en Europa, así que parece ser un candidato difícil de vencer. Sin embargo, ¿cómo se hizo para sacar el género de la cuestión? ¿por qué no resuena el hecho de que es la única mujer entre los nueve candidatos mejor posicionados?

Bueno, yo alguna vez escuché a una mujer en un foro sobre "mujeres en puestos gerenciales" que decía algo así: "Más allá de las legislaciones de preferencia y más allá de las cuotas, hay que reconocer a aquéllas mujeres que ayudan (a hacer el cambio) simplemente demostrando su capacidad día con día". [Me gustaría darle el crédito, pero me temo que ya tiene varios meses y he olvidado su nombre.] Yo definitivamente estoy de acuerdo. La mejor manera de hacerse un lugar en el mundo profesional, es probando que una es capaz de hacer el trabajo y de hacerlo bien, más allá de si se compite contra hombres o contra mujeres.

Aquí en México no tiene mucho que hubo un escándalo. Los partidos políticos tienen cierto porcentaje de mujeres (llamado "cuota de género") que deben llenar. Una vez nombrados los candidatos (según esta cuota), realizadas las elecciones y las tomas de protesta, un puñado de mujeres renunciaron a sus cargos y los dejaron en manos de sus suplentes (todos ellos varones). Resultó que el varón en cuestión era su esposo, su hermano, o algo por el estilo y parece bastante obvio que fue una manera de evadir la norma.

Las cuotas de género no están hechas para individuos que no respetan las normas y que buscan maneras de evadirlas. Se supone que la ética evitaría que esto sucediera, y vemos que la ética les importa un comino. Además, seguro sigue la mayoría de la gente votando por esos mismos partidos, y seguro siguen tomando tácticas como esa. El voto de castigo en México no es muy representativo [al menos hasta ahora].

Para situaciones como esta, en que los políticos se comportan como niños [que no quieren espinacas sino postre], existe otra alternativa y es dividir. Hacer la mitad de la Cámara Legislativa para hombres y la mitad para mujeres. No es complicado, creo, bastaría con emitir un voto para las mujeres y un voto para los hombres y listo. El suplente de un hombre sería un hombre y el de una mujer, sería una mujer... creo que debe haber quedado claro...

Dado el caso, supongo yo que el problema mexicano serían las personas de la comunidad LGBT [abreviado], es decir, las personas que no son lo suficientemente femeninas para que la sociedad las considere mujeres ni lo suficientemente masculinas para ser hombres. Para evitar que suceda la atrocidad que sucede con los atletas [es decir, requerir de que alguien los examine desnudos y certifique su sexo], yo sugiero simplemente que cada quien eliga si entra a la liga femenina o a la masculina, como con los baños de lugares públicos... así de fácil.

Si los políticos mexicanos maduran, tal vez no sea necesario. Los productos de la educación mixta saldrán a la vista y las cuotas desaparecerán. Por ahora esas cuotas hacen más daño que bien. Propician que tengamos mujeres incompetentes, en lugares que podían ser tomados por varones capaces. Por supuesto que no sugiero siquiera que los varones siempre sean capaces, ni las mujeres siempre incompetentes, lo importante es que el género sea totalmente irrelevante, es decir, que nadie sea elegido sólo por su sexo.

Ahora salió Josefina Vázquez Mota (la líder conservadora de la actual Cámara de Diputados) a decir algo como: "México está listo para tener una mujer en la Presidencia". Yo estoy de acuerdo en que estamos listos para tener una mujer, pero sólo que esa mujer se lo merezca, y yo no votaría por ella [ni por ser mujer, ni a pesar de ser mujer], simplemente porque no concuerdo con sus ideas y prefiero no tenerla a cargo del país. [Se trata de una opinión individual, nada más. Yo no hago proselitismo y ojalá alguien me pagara por decir esto... pero no es el caso.]

Para terminar, los dejo para contar la cantidad de hombres y de mujeres que integraron el gabinete de Angela Merkel (en Alemania). Pueden verlos en la foto [tomada de aquí], aunque no sé si sea el gabinete actual. Me pregunto si la Canciller Federal (Merkel) vale dos puntos y el resto uno. Aún no son mitad y mitad, pero casi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se pide cierto respeto, en la medida de lo racionalmente posible. Comentarios que infrinjan esto, serán borrados.

back to top