"La ropilla ya enferma del poeta, exhaló el último suspiro en aquella lucha." Victor Hugo

sábado, 24 de diciembre de 2011

Corderito, corderito...

Ernesto Cordero, http://www.elobservadormexico.com/?p=8115

Confieso que con la gran mayoría de los políticos, me cuesta trabajo deducir si las atrocidades las cometen con saña (importándoles un comino el bienestar de la población) o por pura estupidez. Es en serio, supongo que les doy demasiado crédito, pero muchas veces la duda es en verdad profunda.

El ejemplo reciente serían las reformas al artículo 24 de la Constitución Mexicana [no pongo el nombre de la constitución completo a propósito]. ¿Saben qué se le cambió exactamente al artículo?
"La modificación reconoce el derecho de participar individual o colectivamente, tanto en público como en privado, en las ceremonias, devociones o actos de culto respectivo. Esto es importante en especial para los políticos y gobernantes, que se sentían limitados y cohibidos para participar en estos actos. No debe extrañar que el Presidente de la República u otra autoridad civil participen en celebraciones de su religión. Es ejercicio de un derecho humano, que ciertamente nunca debe usarse para propaganda política, con fines electoreros." [Cita tomada de aquí.]
Yo nunca ví a Fox cohibido cuando le besó la mano al papa católico, ni a Calderón cuando le dijo al papa que México lo necesitaba en estos momentos. El problema nunca ha sido cuáles son sus creencias, ni los cultos que decidan llevar a cabo. El problema es que lo hacen en nombre de México, y eso es lo que a mí me molesta.

"Antes del 15 de diciembre el artículo 24 constitucional incorporaba el principio de libertad religiosa bajo las disposiciones siguientes: a) el reconocimiento de que todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley; b) La prohibición al Congreso para dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna, y c) La restricción para que los actos religiosos de culto público se celebraren ordinariamente en los templos, y los que extraordinariamente se celebren fuera de éstos se sujetarán a la ley reglamentaria.
Con las modificaciones hechas por la Cámara de Diputados, Ahora el artículo 24 señala que todo individuo tiene derecho a la libertad de religión, y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado. Esta libertad incluye el derecho de practicar, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley." [Detallada explicación tomada de acá.]
Los expertos dicen que la gran diferencia es esa de que antes para realizar un ritual en lugares públicos (fuera de domicilios particulares o templos) estaban obligados a pedir permiso. Ahora dicho permiso no será necesario. Supongo que si se tratara de un país menos conservador no habría ningún problema... pero México es un país donde la religión tuvo tanto poder que se desató una guerra para que el estado lo recuperara. Muchas personas dieron su vida para que iglesia y estado estuvieran separados. La cúpula católica sigue buscando el derecho a ser candidatos a puestos públicos y sigue considerando los matrimonios homosexuales como una atrocidad.

Hoy tenemos al cardenal Norberto Rivera Carrera acusado de proteger a sacerdotes pederastas [demanda impuesta en Estados Unidos, aquí no tendría futuro], tenemos la aterradora historia de Marcial Maciel (también pederasta pero que además se dedicaba a recaudar fondos para su propio grupo religioso: los legionarios de Cristo). Aunque no todos los sacerdotes son pederastas, lo que es cierto es que la iglesia mexicana no ha pagado ni una sola compensación a las víctimas. Los han acusado de mentirosos, eso sí.

El partido conservador (el PAN) llegó al gobierno gracias a tantos mexicanos que buscaban el fin de la era del PRI, gracias al voto útil que se promovió para lograr "el cambio" y gracias a un discurso que aseguraba que el fin de la corrupción llegaría. El partido conservador suele alimentarse por el miedo y sigue comerciando con eso. Tiene sus anuncios que dicen que "cuando se limpia la casa, hay que buscar hasta debajo de los muebles" [palabras más, palabras menos... tengo suerte de no haber visto ese anuncio suficientes veces], dicho con firmeza ahora que hemos pasado la cifra de los 60,000 muertos (sin contar desaparecidos).

Hay que agregar que las modificaciones al artículo sobre libertad religiosa se negociaron a cambio de la presidencia de la mesa directiva, según escuché por allí en las noticias. ¿Ustedes creen que fue una modificación con saña, sin importarles las personas que preferimos que se pida permiso antes de iniciar cultos en la vía pública (como con las manifestaciones)? ¿O creen que fue amnesia? [Ahí mi duda.]

Por eso Ernesto Cordero me tiene impactada. Es el favorito del presidente para sucederle. Eso siempre ha estado claro. Es famoso por declaraciones como la de que con 6 mil pesos le alcanza a una familia para pagar casa, coche y mandar a los hijos a escuela de paga... o esa otra de que ya no hay pobreza en México. Ernesto Cordero es tremendamente congruente. Dice lo que piensa y hace lo que dice [ja, en serio]. Siempre que de su boca sale una declaración, arranca por lo menos una sonrisa. Es simplemente sorprendente.

En el caso de Cordero no me cabe la menor duda. No creo que diga atrocidades con saña, por algún proyecto oscuro de enriquecerse más a sí mismo y a los suyos... nope, creo que en su caso la ignoracia es totalmente sincera.

Miro su foto y pienso: ¿temerá que se le caiga encima el cielo?. Les juro que no busqué una foto en donde se viera especialmente perdido. ¿Tendrá una especie de estravismo que evita que mire al interlocutor a los ojos? [Mis disculpas para los que tengan estravismo, no trato de compararlos con Cordero, simplemente de buscar todas las posibilidades.] Si en esa cabecita hubiera ideas, seguro serían unas bastante retrógradas. El señor afirma estar "a favor de la vida" [que en "mexicano" actualmente significa "estar en contra del aborto" por la causa que fuera] y en cuanto a la seguridad su opinión es que:  cualquier titubeo en los próximos años nos haría correr más riesgos y postergaría la tranquilidad, certeza y prosperidad de las familias mexicanas [tomado de su página, link aquí].

Me lo imagino de presidente y la sonrisa se me dibuja nuevamente en el rostro. Me lo imagino diciendo que el calentamiento global no existe, que en México no hay conflictos armados, etc. La verdad es que después recuerdo la vergüenza cuando el ex-presidente Fox pronunció "Borgues" en lugar de "Borges". Me imagino la pena que me daría escucharlo dar discursos de ensueño en nombre de todos los mexicanos y se me borra la sonrisa para dar paso a los escalofríos.

Bueno, ¿no me creen? El próximo año viene el papa católico a México (aunque no vendrá a la capital sino a Guanajuato y otros lugares). Cordero seguirá en campaña para entonces y haría falta un milagro para que no saliera a meter la pata frente a los micrófonos. Tengan por seguro que yo miraré las declaraciones completamente emocionada, reiré por un ratito y luego seguiré con mi vida murmurando: Ay, Corderito, Corderito...

[NOTA: Lamento mi pequeña ausencia. Gracias a quienes se preocuparon porque estuviera bien. Creo que sigo teniendo ideas para rumiar... Alcanzan para todos los que gusten acompañarme...]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se pide cierto respeto, en la medida de lo racionalmente posible. Comentarios que infrinjan esto, serán borrados.

back to top