"La ropilla ya enferma del poeta, exhaló el último suspiro en aquella lucha." Victor Hugo

jueves, 16 de febrero de 2012

Los osos y China

Bear, by Chitose Suzuki, for AP

Vago entre las páginas de noticias en internet. En unos segundos veo un artículo con las palabras "oso", "China" y "ecologistas"... y me detengo sin demasiada esperanza. Me pregunto cuándo fue la primera vez que supe que había personas en China que consideraban la bilis de oso como ingrediente clave para medicamentos tradicionales; cuándo fue la primera vez que vi los aparatos que usan para extraer la bilis y la primera vez que leí los detalles con los ojos cristalinos.

Me cuesta trabajo no sentir cierto malestar en lo profundo de mi barriga. Yo no soy doctora. Mis escasos conocimientos de anatomía me dicen que por allí detrás de mi estómago (o tal vez un poco más arriba) se encuentra mi vesícula biliar [la que produce bilis si me enojo]. Me imagino qué tipo de aparato sería necesario para llegar hasta ella y extraer la bilis. Dicen que duele inmensamente y que ha habido incluso suicidios de osos sometidos a esto. Dicen que se puede escuchar el sonido que hacen por culpa del dolor. [¿Qué sonido haría yo si me doliera tanto la barriga durante años?]

Allí aterrizo de nuevo frente a la pantalla de la computadora. Tomo aire y me leo de punta a punta el reportaje: "Ecologistas protestan en China para que farmacéutica que utiliza osos no cotice en la bolsa" [link acá]. Supongo que el título resume bastante bien el contenido. A pesar de que el uso de bilis de oso en medicamentos ha ido a la baja, aún falta bastante para convencer a las empresas de cambiar sus ingredientes. Una de estas empresas (de las que usan bilis de oso) quiere entrar a la bolsa y se entiende bien porque los manifestantes no quieren que se le permita la entrada.

De hecho, hay una organización dedicada a salvar osos. Jill Robinson (desde 1998), la fundó con el propósito de rescatar a cuanto oso le fuera posible. La organización se llama "Animals Asia" y si les interesa el tema, su sitio de internet es el lugar ideal para investigar un poco más [link aquí]. Advierto que a veces las imágenes son demasiado explícitas y provocan en los empáticos ese dolor de barriga que ahora me aqueja a mí. 

¿Sabían que la bilis de oso puede ser sustituida por hierbas? [No hallé un link en español, pero les dejo aquí una referencia en inglés para quien la quiera.] ¿Sabían que 20 de 31 provincias chinas han sido declaradas libres de granjas de osos? ¿Saben que se puede hacer desde el lado opuesto del planeta? Seguro que sí. Lo primero es mirar el problema de frente. Lo siguiente sería nunca comprar productos de empresas que usen bilis de oso [aunque tengo la fortuna de afirmar que no son comunes estos productos fuera de Asia]. Finalmente, si quieren poner otro par de granitos de arena, ayudarán mucho si concientizan a los demás sobre los productos que llegan a nosotros después de que un animal sufriera.

Termino comentando un poco sobre el oso de la foto [imagen de Chitose Suzuki, para la agencia AP, link acá]. Se trata de uno de los primeros cuatro osos en ser rescatados de granjas en Vietnam para ir a vivir a un refugio inagurado en 2008 allá. ¿Saben entender lenguaje de oso? ¿Qué les dicen esos ojos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se pide cierto respeto, en la medida de lo racionalmente posible. Comentarios que infrinjan esto, serán borrados.

back to top