"La ropilla ya enferma del poeta, exhaló el último suspiro en aquella lucha." Victor Hugo

jueves, 27 de septiembre de 2012

Los antidisturbios o granaderos

Alberto Casillas Asenjo, http://www.taringa.net/posts/noticias/15654354/25-S_-Alberto-Casillas_-hostelero-y-_heroe_.html

Hace unos meses, cuando empezaron las manifestaciones en Túnez, Egipto, Libia, España, Estados Unidos, Yemen, Siria y otros... aquí en México la gente se preguntaba si era posible que sucediera algo así. Es decir, que nos hartáramos de las decisiones bobas de la clase política, de los diputados ignorantes, de los juniors [hijos altaneros de personas con dinero y poder] agresivos o del sistema de Afores (que entrega una suma grande cuando la persona deja de laborar, en lugar de la pensión mensual que antes se daba)... Resulta que no estamos lo suficientemente hartos.

Más allá de las manifestaciones del #YoSoy132 [que surgió de un grupo de universitarios que gritaron consignas y mostraron pancartas cuando Enrique Peña Nieto visitó sus instalaciones], las personas en México no suelen salir a la calle. Están hartos de la situación, pero no tan hartos como para enfrentarse a los "granaderos" [antimotines mexicanos]. Lo digo en tercera persona, porque me enorgullece no ser parte de ese grupo que prefiere lamentarse entre dientes en lugar de enfrentar la situación. ¿Alguna vez han estado en una manifestación? ¿Han visto las caras repulsivas de los granaderos cuando te ven como si fueras una enorme mosca zumbando al pasar una y otra vez frente a sus ojos?

Para los granaderos, los manifestantes somos una molestia, y si bien se entiende que se defiendan cuando son agredidos con piedras o palos, está claro que no saben distinguir entre "manifestante armado" y "manifestante manifestándose" [valga la redundancia...]. Se supone que están para proteger los negocios de aquéllos que aprovechan para robar, o para evitar que las manifestaciones entorpezcan demasiado el tráfico [lo que ecológicamente, es genial, porque disminuye las emisiones de tanto carro avanzando despacio].

Yo apenas hoy pude ver los videos de lo sucedido en España antier (25 de septiembre) y estoy azorada. Pareciera que los manifestantes fueran estudiantes en las protestas antes de la matanza del 68 [dejando claro, que esa represión culminó con dos matanzas] o la Plaza Tahrir en los primeros días después del 25 de enero de 2011. No parece España del año 2012, no parece parte de Europa y no parece un país democrático.

Si no han visto los videos, les recomiendo una búsqueda veloz en YouTube, bastan unos 10 minutos para enterarse de todo, ver cómo los policías disparan balas de goma dentro de una estación del metro, cómo golpean personas que tenían las manos en alto totalmente desarmadas o cómo dañan una cámara que los grababa. [Les dejo un link con un video bastante completo, aquí.] La excusa para tal comportamiento: los manifestantes intentaban llegar al Congreso.

En la imagen (tomada de acá) pueden ver al héroe del día: Alberto Casillas Asenjo, que se enfrentó a los antidisturbios españoles defendiendo a los manifestantes que se habían resguardado en su cafetería. Ya me figuro la descarga de adrenalina que debe haber tenido para semejante enfrentamiento. La escogí como la imagen a mostrar, porque se ha convertido en mi modelo de entereza. Me gusta pensar que de encontrarme frente a frente con uno de estos granaderos, reaccionaría con la misma prudencia, pero la verdad [LA VER-DAD], hasta que no llega ese momento, ninguno de nosotros puede estar seguro de su valentía. ¿No creen?

Seguro saben que no vivo en Madrid, así que no estuve en mi ventana escuchando lo que pasaba ni en las calles mirando. Sin embargo, para mí los videos hablan por sí mismos. No me imagino a estos granaderos diciendo eso que suelen decir los medios mexicanos: "Eso es un montaje. Esos manifestantes son pagados o son actores."  Según los videos, los antimotines se excedieron y atacaron a civiles desarmados... los antimotines suelen excederse...

A veces pienso que para ser granaderos, les hacen una prueba de IQ, y si sacan más de 80 no les dan el trabajo. [Sin ánimo de ofender a los que padecen discapacidades intelectuales.] El hecho es que no me imagino a una persona racional que considere que golpear ancianos con macanas y disparar balas de goma dentro del metro pueden ser maneras de buscar un país mejor. No me imagino a una persona racional con una macana en un brazo, golpeando civiles y pensando. Es en serio, no me los imagino pensando.

Ojalá les quedara claro a los granaderos que quejarse está bien, porque si no, las cosas no cambian... manifestarse está bien y no daña a nadie (siempre que se haga de forma pacífica). ¿Es mucho pedir que se comporten como ciudadanos encargados de evitar desgracias y no como energúmenos?

A mí me queda claro que los gobiernos tienen mucho poder, los españoles están a merced de lo que su congreso decida. La última vez les subieron el IVA (impuesto que se paga con cada compra) y el desempleo está en su apogeo. Si las personas tuvieran trabajo, habrían estado trabajando. Estas manifestaciones significan que la gente está harta... lo suficientemente harta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se pide cierto respeto, en la medida de lo racionalmente posible. Comentarios que infrinjan esto, serán borrados.

back to top